X X

Buscando plataformas tecnológicas para agilizar sus procesos?

Rellene el formulario que entraremos en contacto

|

hable con nosotros +55 51 3346-3990

Teléfono

BLOG

Reducción de costos y aumento de facturación. ¿Ha pensado usted revolucionar la operación de la empresa con el uso de terminales de autoservicio?

El uso de terminales de autoservicio no es algo nuevo dentro de los múltiples canales de relación con los clientes, ya sea en la venta, atención o prestación de servicios. En los últimos años, hubo una intensificación de estos servicios, mucho en función de los avances tecnológicos y por la entrada en el mercado mercado de las nuevas generaciones, más habituadas con estas tecnologías. La aplicación de terminales de autoservicio en las operaciones de algunos sectores de la economía ya no es un opcional, sino una forma imprescindible para la supervivencia de muchas empresas.

Incluso antes de este "boom" tecnológico y de las nuevas generaciones, la atención a través de terminales ya agradaba a los usuarios. Es sólo mirar el sector bancario, que fue en Brasil el primer sector a utilizar terminales. Los denominados ATM (Automated Teller Machines) son pruebas que, en este segmento, la tecnología ya está consolidada y parte indispensable del proceso. De la misma forma, después de la automatización bancaria, las compañías aéreas también supieron utilizar muy bien los beneficios de estos avances en sus soluciones de autoservicio. En este caso, entre los innumerables servicios prestados, el más utilizado es el proceso de emisión del billete en los check in, que trae inmensa comodidad al usuario.

El sector aéreo, incluso utilizando desde hace décadas las terminales de autoservicio, es el que más ha evolucionado sus procesos con el uso de este tipo de equipo. A través de la IATA (International Air Transport Association) fue posible crear nuevos estándares para los equipos, lo que viene exigiendo de los fabricantes una gran evolución, así como la certificación de los mismos. Tales cambios van a influir incluso en el comportamiento de los usuarios que, en el futuro, serán capaces de enviar su equipaje a través de los terminales, sin la necesidad de un operador.

Otros sectores de la economía, tales como minoristas (Tiendas de departamentos), servicios públicos (Tribunales, Agencias de las distribuidoras de energía, agua y comunicación) y entretenimiento (salas de cines y parques de diversiones) también supieron aprovechar esta nueva esfera de trabajo y de relación con el cliente. Los usos por todos estos sectores continúan creciendo, y cada día nuevas empresas descubren que pueden ofrecer un servicio más atractivo y puntual a través del uso de terminales.

Actualmente, por ejemplo, podemos destacar el incremento del uso de terminales en el sector de estacionamiento. En el ritmo en que algunas empresas están invirtiendo y evolucionando ya podemos considerar una verdadera revolución en la forma de operación del sector. Esta revolución también exigirá a los proveedores fabricantes altas inversiones para adecuar sus equipos a fin de suministrar productos adecuados a las necesidades del sector. Entre las exigencias, será necesario que los equipos permitan la recepción de dinero para pagos del servicio y, posteriormente, puedan suministrar cambio.

El uso de las terminales sigue siendo insuperable en la seguridad, como una experiencia más intuitiva y en la entrega rápida de productos (entradas, billetes de pasaje, comprobantes de pago, emisión de segunda, a través de cuentas, copias de documentos, etc.).

Se percibe que el gran motivo del crecimiento acentuado del uso de las terminales, por todos los sectores, no está solamente en los beneficios que él proporciona a los clientes, sino principalmente porque también trae muchos beneficios para las empresas. Entre ellos, se destaca la reducción de costos y la mejora de la facturación, ya que, en muchos casos, los equipos son un caja (checkout) o incluso una pequeña tienda.

Sin embargo, a pesar de que las terminales de autoservicio ya están presentes en nuestro día a día, podemos constatar que algunos sectores de la economía todavía están atrasados ​​en el uso de este tipo de tecnología. Son sectores que aún no percibieron los beneficios de este importante canal de atención. Hospitales, laboratorios, hoteles, y colegios, entre otros, son ejemplos de mercados que todavía hacen uso restringido de este tipo de servicio. A continuación, siguen dos ejemplos de aplicación para estos sectores:

Sector de la salud: Terminales de atención semipresencial: un paciente podrá ser atendido por un médico a miles de kilómetros de distancia a través de un terminal de autoatendido. El médico atender, realizar los exámenes y prescribir a través del terminal.

¿No es una de las soluciones para el sector público de la salud?

Sector hotelero: A través de una terminal el usuario podrá hacer el check-in, tomar su llave e incluso hacer el check-out.

Tales ejemplos no son utopía. Ya existen soluciones para estos y muchos otros sectores, basta que las empresas sepan de la viabilidad y de cómo buscar la mejor solución para cada tipo de cliente o servicio.

El próximo sector a entrar en esta ola de automatización con el uso de terminales de autoservicio será el de las tiendas al por menor, principalmente las redes de supermercado. Con más agilidad y rapidez, están comenzando a surgir los terminales denominados Self Checkout. Estos equipos permiten que el propio cli