Buscando plataformas tecnológicas para agilizar sus procesos?

Rellene el formulario que entraremos en contacto

|

hable con nosotros 51 3346-3990

Teléfono

BLOG

¿Sabes qué es una tienda 4.0?

En los últimos años, el comercio minorista brasileño ha sufrido cambios, impulsados ​​principalmente por los avances tecnológicos. Por lo tanto, la forma de consumir y comercializar productos avanzó a la etapa que ahora llamamos retail 4.0. Este concepto se utiliza para designar el nuevo modelo de tienda, que combina las tendencias digitales con el mundo real, para mejorar la experiencia de compra y relación con el cliente.

Cuando hablamos de mejorar la experiencia, nos referimos a la conveniencia y agilidad en los procesos. Los consumidores de hoy no solo buscan un producto de calidad, quieren aprender, ver, tocar, sentir, experimentar, elegir, divertirse, comparar, ser reconocido, tomar el producto, calificar, criticar, disfrutar, felicitar y recomendar, o es decir, ser el 100% del tiempo, protagonista del proceso de compra. Y para que eso suceda, el medio digital se usa como un canal de ayuda y la tienda física como un medio para mejorar la experiencia.

Este comportamiento del mercado, que se mezcla en línea y fuera de línea, es llamado por expertos en phygital ("físico" y "digital") y ha estado "obligando" a las empresas a ver lo obvio: cuando el cliente hace su compra de integrado a través de múltiples canales, las ganancias aumentan.

Este modelo llegó a cambiar la propuesta de valor minorista en sí y a establecer un diferencial competitivo en el mercado, utilizando tecnologías para acelerar la recopilación de información de su audiencia. Al comprender los hábitos de los clientes, su empresa puede identificar qué medios utilizan para comprar.

El porcentaje de ventas a través de Internet aumenta cada vez más en comparación con las ventas en tiendas físicas porque las personas apenas se esfuerzan por buscar un producto específico. Para aplicar Retail 4.0 necesita recordar las dos tendencias de este nuevo modelo de negocio: tecnológico y de comportamiento.

La tecnología está pensando en promover la experiencia de uso del producto, mejorar la interacción con el cliente y las posibles estrategias para ofrecer los productos correctos a la persona adecuada en el momento adecuado. Ya el comportamiento, se centra en compartir. Cada vez más, los consumidores están preocupados por los problemas sociales y ambientales. Es decir, las personas quieren acceso a la información, no la propiedad de ningún producto sin valor.

¡Cómo aplicar significa que le permite a su negocio ingresar a Retail 4.0!

Para obtener información personal de su consumidor, con su consentimiento, debe ser transparente y establecer políticas de relación para recopilar y analizar continuamente su estilo de vida. Estos son algunos ejemplos que se pueden aplicar a su empresa para facilitar esta recopilación de datos:

Tótems de autoservicio: ofrezca a su cliente la posibilidad de registrar su experiencia en su establecimiento utilizando un tótem de encuesta de satisfacción. Sin embargo, no use plantillas de formulario anteriores, hay medios de Gamificación que pueden usarse en este proceso.

Wifi: Ofrézcalo gratis, pero solicite una suscripción a cambio. A través de este registro puede estructurar un programa de fidelización, enviando ofertas y promociones, por ejemplo.

Balizas: estos dispositivos de proximidad emiten información de bluetooth en teléfonos inteligentes registrados. Con esta función, puede identificar a un cliente registrando sus acciones en la tienda, cuánto tiempo pasaron dentro de la tienda y lo que compraron.

Cámaras con detección de calor: más comúnmente utilizadas en centros comerciales, tiendas, mercados y aeropuertos, puede trazar el camino que tomó el consumidor al ingresar a la tienda y dónde permaneció más tiempo.

Aplicación de geolocalización: ingrese una propiedad y reciba notificaciones con información del producto y ofertas del día. Este ejemplo se usa a menudo en los aeropuertos para informar a los usuarios sobre áreas de embarque, cafeterías y mostradores de líneas aéreas.

Al final, lo que se espera es que el cliente esté satisfecho con la compra realizada y, al final, tenga la mejor experiencia posible dentro de su establecimiento.