Buscando plataformas tecnológicas para agilizar sus procesos?

Rellene el formulario que entraremos en contacto

|

hable con nosotros 51 3346-3990

Teléfono

BLOG

El autoservicio como recurso estratégico, para minimizar los impactos de Covid-19

La pandemia está impulsando los cambios significativos que ha experimentado el comercio minorista en los últimos años, con el objetivo de adaptarse al nuevo perfil del consumidor y generar un diferencial competitivo. Más que nunca, es necesario que el segmento encuentre alternativas para adaptarse a la situación, además de brindar seguridad a sus audiencias.

A pesar del aumento en las compras en línea, la relación entre las personas y el consumo cara a cara sigue siendo fuerte y los establecimientos deben estar atentos y seguir estrictamente las medidas preventivas de Covid-19, para ofrecer seguridad y tranquilidad a su personal y clientes.

Además del saneamiento, los establecimientos deben evitar el hacinamiento en los mostradores y mostradores de caja, así como señalar la distancia necesaria de varias maneras. Una de las soluciones para minimizar los riesgos es la implementación de sistemas de autoservicio.

Al implementar la solución, los establecimientos reducen el contacto humano, agilizan los procesos de compra y consulta y, en consecuencia, terminan las largas colas, brindando más tranquilidad a sus clientes y empleados.

Con la implementación de tótems de autoservicio, además de ofrecer ventajas competitivas, es un recurso importante en este momento de venta minorista en cuarentena, porque cuando se instalan en establecimientos, se destacan como una opción para mantener algunos servicios en funcionamiento, ofreciendo una forma segura de comprar y pago.

Como es un equipo de fácil higiene y con un módulo para fijar dispensadores de alcohol en gel, los tótems de autoservicio Schalter contribuyen a minimizar las posibilidades de contaminación por COVID-19.

En el segmento de supermercados, por ejemplo, existe la posibilidad de instalar más estaciones de servicio. Al implementar equipos de autopago, su establecimiento acelera la salida de los clientes, reduciendo el tiempo de espera en la cola hasta en un 30%, generando una mayor fluidez dentro del establecimiento, minimizando los riesgos de contaminación.

Dependiendo del tamaño de su establecimiento, en lugar de dos cajas convencionales, se pueden colocar hasta 6 terminales, modelo Express y hasta 8 modelos UNA.

El primer paso para implementar una solución de tótem de autoservicio debe ser un análisis en profundidad de la infraestructura actual y en qué puntos contribuye a un servicio adecuado a esta realidad. Luego, la empresa debe desarrollar un plan de acción y buscar soluciones que los cumplan, para que optimicen los resultados incluso en una situación de crisis.